21 de julio de 2016

Me tengo que poner al día

La verdad es que de un tiempo a esta parte he dejado algo abandonado el blog por falta de tiempo, y quizás de ganas, aunque he seguido pasándome de vez en cuando por algunos.
Pocos cambios han habido por aquí. Tan solo cambié el nombre con el que comento por Bastet B. en lugar del mío, que es Bea, para dar algo de personalidad al blog y porque "Beas" habrá muchas (y porque me encantan los gatos).

En cuanto a la lectura, estuve un tiempo leyendo "El tiempo entre costuras" que terminé abandonando a pesar de haber intentado acabarlo con todas mis fuerzas. Pasé la mitad del libro y poco pude hacer más. Actualmente estoy con Alejandro Dumas, La dama de las Camelias. La verdad es que con esta historia sí dan ganas de leer.

En cuanto a películas tengo bastantes que comentar. Pronto habrá una entrada doble o triple para aligerar.

El blog vuelve a estar en marcha.


21 de mayo de 2016

El maravilloso mundo de la publicidad (léase en tono irónico)

De la miseria humana en el medio publicitario

El autor del ensayo es un publicista el cual pretende destapar el lado oscuro de la publicidad –o su único lado según lo que dice-.

Comienza haciéndose una serie de preguntas como ¿Es la publicidad un nuevo arte? o ¿Nos informan o nos lavan el cerebro? Según el ensayo, la publicidad, actualmente, se tiene como un arte más, como cualquier otro. El hecho de que nos estén vendiendo algo se difumina por la serie de artificios que se utilizan en su creación. En cuanto a si nos dan información o si solo nos pretenden convencer de algo, está claro que la misión principal es crear clientes fieles favoreciendo el consumismo, que es de lo que viven los publicistas y las marcas.

Está claro que la publicidad se aleja bastante de la realidad, mostrando un mundo “ideal” y lleno de clichés donde todo el mundo es perfecto excepto por algo que te puede proporcionar el producto en concreto. Según el ensayo, la creación de necesidades es la misión de todo anuncio publicitario. La cuestión es si la responsabilidad es de aquellos que nos ofrecen, o nuestra por quererlo todo. 
Está claro que cada marca hará lo posible por convencernos de lo maravilloso que es su producto y de mucho que lo necesitamos, pero creo que en cada uno está el decidir que es lo que quiere. Eso sí, los anuncios dirigidos a los más pequeños son otro tema ya que estos son muy influenciables.

En general me pareció un tema interesante y lleno de verdad. El problema, creo, está en que el autor no se centra en el tema si de dispersa bastante. También noté, por como narra todo el autor, que el tema le toca de cerca y supongo que el haber sido -o seguir siendo (no sé)- publicista, le ha hecho replantearse muchas cosa.





23 de abril de 2016

"Un mundo infiel"...

...de Julián Herbert

Un mundo infiel es una historia que choca desde el principio. Un principio donde el autor pretende meternos de lleno en ambiente avisándonos de un accidente bastante serio que sucederá en pocos días. Adelantándonos ya la tragedia. Explícita y directa, la prosa de Herbert nos sumerge en los bajos fondos donde la droga, el alcohol y la mala vida se dan como si fuera algo del todo normal. Cotidiano. Se ve que el autor no se anda con rodeos para contarnos sucesos ambientados en un México marginal y pobre: entre su frontera y la de EE.UU, tierra deseada por aquellas personas que arriesgan su vida para subirse al tren.

Herbert nos presenta una historia coral con protagonistas llenos de miserias y adicciones. La verdad es que ninguno de los protagonistas se libra de vivir atormentado, cada uno con lo suyo. Aunque en cada capítulo podemos ver una serie de sucesos que le acontecen a un personaje en concreto, más adelante iremos viendo como las historias se entrelazan y tienen un punto de continuidad y en común. La historia se desarrolla aproximadamente en unos tres días. Tres días que darán para mucho. Los personajes, como Mexicanos que son, tienen una serie de expresiones que te meten en situación. Entre estos nos encontramos a un hombre lleno de pesadillas sórdidas, a un doctor algo psicópata y a una serie de trabajadores que se juegan la vida, y algo más, en las vías del tren que atraviesa la frontera hacia EE.UU.

Un mundo infiel me ha mantenido en vilo hasta el final y la verdad es que ha sido una lectura bastante rápida. Merece la pena.


-Fue la primera obra narrativa del autor
-Hay un documental llamado El tren de la muerte
donde se puede ver lo que viven cada día aquellos
que buscan una vida mejor. De alguna forma está 
relacionada con esta historia.

6 de abril de 2016

Lecturas pasadas

Aprovecho esta entrada para comentar un poco por encima los libros que he leído no hace mucho y de los cuales no tengo pensado hacer una extensa reseña.

El Marqués de Sade es un autor al que he querido echarle el ojo por que siempre he tenido curiosidad por saber como son sus obras. Había leído un poco de todo, pero lo que me quedaba claro es que no me iba a dejar indiferente. Y no lo ha hecho.
El argumento es muy macabro, explícito y políticamente incorrecto, o más bien incorrectísimo -como parece que fue el propio autor-. Es una historia no apta para mentes sensibles. Lo que le pasa a la pobre Justine no es ni medio normal. Que tantas desgracias le sucedan a la protagonista, desgracias relacionadas sobre todo con las agresiones sexuales, es bastante inverosímil. Pero -y he aquí el gran "pero"-, el autor escribe tan increíblemente bien que el violento argumento no escandaliza hasta el punto de dejar de leer, ya que el autor, con su prosa, consigue atraparte.
Sin duda no es una lectura apta para todos, pero es un gran libro.

Alguien voló sobre el nido del cuco es uno de esos libros que pierde un poco de aceite cuando te acercas a la mitad, pero que luego gana bastante cuando ya llega el gran final.
La historia se desarrolla en un hospital psiquiátrico donde es encerrado el protagonista porque, queriendo evadirse de prisión, hace que piensen que ha perdido el norte. El caso es que este individuo, que es el "cuerdo" del lugar, revoluciona de una manera el centro que se busca enemigos entre los trabajadores de este.
Es un libro interesante y divertido. El maltrato físico y psicológico de los pacientes por parte de los "cuidadores" está presente a lo largo de la historia. La mala, malísima, es la encargada del lugar. Habrá una lucha de egos entre McMurphy (el protagonista) y ella para ver quien termina de sacar de quicio a quien.


No había leído nada de Eduardo Mendoza y la verdad es que me llevé buenas impresiones.
Es una suerte que el autor escriba tan bien. Te llegas ha olvidar de algunas pegas que puede tener la historia -que las tiene-. Es un libro entretenido que vale la pena leer, sin más, pero tampoco es imprescindible. El final es bastante flojo y parece que el autor ha salido de una forma un tanto inverosimil de todo lo que había enredado durante el transcurso de la trama.
De todas formas, seguro leeré más de Mendoza.



Y aquí viene la gran decepción. En verdad no tan grande ya que no tenía más que la sinopsis como propulsora de mi alta expectativa. Que ni tan siquiera fue tan alta. El caso es que vi que el libro estaba compuesto por una serie de relatos que me parecieron interesantes por lo siguiente, y cito textualmente:
"La presente colección de cuentos es una mirada sobre distintas formas de comportamiento humano obsesivo que generan diferentes situaciones de la vida con un toque de thriller. "
Bueno, pues sí pero no. He leído unos cuantos y la verdad es que apenas me han producido interés. Son bastante simples y contienen sucesos poco creíbles. Total, que lo tuve que dejar a medias.

19 de marzo de 2016

Los límites de la normalidad

Los límites de la normalidad es un libro que me llamó la atención porque está relacionado con la mente, en concreto trata temas como el comportamiento humano y las enfermedades mentales.
Me encontré con un ensayo argumentativo más especializado de lo que me esperaba. A pesar de que el tema me atraiga bastante y de que hay conceptos que tengo muy claros, el vocabulario utilizado en el ensayo no fue del todo comprensibles, sobre todo por algunas palabras técnicas. Dentro de lo que cabe, creo que he podido llegar al "quid" de la cuestión.
La obra está firmada por varios autores ya que es una recopilación de varios artículos de distintos psiquiatras donde cada uno habla de un tema relacionado con la psicología y la delgada línea de lo que separa un comportamiento "normal" de uno considerado enfermizo. Si tuviera que escoger un artículo escogería el de Alberto Lasa Zulueta donde habla de la medicalización y el conflicto de intereses que se da por la asociación de médicos y farmacéuticas. Hasta qué punto es bueno que las farmacéuticas tengan relación con los médicos que se encargarán de recetar sus productos.

Resulta curioso que la normalidad y la enfermedad mental no tengan una línea clara que les diferencie. Es difícil, por ejemplo, diagnosticar a un niño de hiperactivo y medicarle cuando a lo mejor está teniendo el comportamiento de un niño normal a su edad; igual de difícil es saber si una persona a caído en una depresión por la muerte de un ser querido, o simplemente está pasando por un duelo, que es lo normal en tal situación. Dudas como estas (y bastantes más) son las que los autores pretenden disipar, no sé si dejando un claro veredicto o más preguntas al respecto. Lo que me ha quedado claro es que no hay nada claro en este asunto ya que del comportamiento humano hay aún mucho que aprender y descifrar. El problema es que para diagnosticar una enfermedad mental no te puedes respaldar en  pruebas biológicas, como en muchas otras enfermedades, ya que no se puede identificar, por ejemplo, con un escáner cerebral, solo te puedes fiar de los síntomas que observes en el paciente o de lo que el mismo te cuente.


________________________________________________________________________

A todo esto: hay un documental muy interesante que vi hace tiempo llamado El marketin de la locura. Muy interesante. https://www.youtube.com/watch?v=IgCpa1RlSdQ

7 de marzo de 2016

"La vuelta del torno" de Henry James

Me encontré con una novela de terror gótico que en ocasiones me llegó a dar algún "escalofrío" pero ningún temor. La verdad es que es una novela que me apetecía: no había leído nada del autor y había encontrado reseñas bastante positivas. El estilo del autor me ha encantado. Si bien es un poco asfixiante a la hora de leer -por decirlo de alguna manera-, ya que mezcla el estilo directo con el indirecto. Los pensamientos de la protagonista y sus diálogos, junto con el de los demás personajes, confluyen de forma armoniosa.
La historia está ambientada en una antigua mansión inglesa. Es más bien una historia dentro de otra ya que lo que se nos cuenta es la narración que hace uno de los personajes a su grupo de amigos, junto al fuego. Lo interesante, claro está, es la historia de los sucesos que cuenta el susodicho. Sucesos que se encuentran escritos en una carta (¿o era diario?), escritos por la protagonista de la escalofriante historia.
Aunque sea una historia de fantasmas y apariciones, lo que realmente me produjo sensaciones fue la forma de actuar de los niños, Miles y Flora, a cargo de la protagonista, que era su institutriz. Realmente los "vivos" me daban peores sensaciones que los fantasmas.
El autor juega un poco con los personajes, llegando a hacerte dudar de todos. No sabes si es locura de la institutriz, si los niños tal o la criada cual...
El caso es que es un libro que he disfrutado leyendo y que recomiendo a quien guste del género o del autor.




Trad.: Carlos Manzano, Jackie DeMartino y Alejandra Devoto
En un principio fue una historia por entregas. Realizada por encargo de una revista.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...